Carlos Orozco Santillán, precandidato único del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura de Jalisco, consideró que el reto para 2018 será conservar el registro.
La Ley General de Partidos Políticos establece que para lograr este objetivo, se debe obtener por lo menos 3% de la votación válida emitida en la elección ordinaria inmediata anterior.
“El 2017 fue uno de los años más difíciles para el PRD por el decrecimiento real que tuvimos en Jalisco. Sin embargo, a nivel nacional venimos de gobernar la ciudad más grande de México, por lo tanto con ese bagaje intentar que el partido conserve su registro”.
Consideró que la aplicación parcial del frente PAN-PRD-MC en Jalisco confundirá a la ciudadanía. Explicó que una vez que inicie la contienda hará campaña donde existan candidatos emanados del sol azteca, aunque vayan en alianza.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?