De acuerdo a estudios científicos tener un hijo afecta muchas cosas en la vida desde el dinero hasta el sexo.

Si están comenzando a pensar que quieres tener un hijo y formar una linda familia con tu pareja, piénsalo dos veces.

¿Por qué?

De acuerdo a investigaciones científicas han demostrado que tener un hijo no es particularmente beneficioso.

Los estudios indican que tener un hijo puede afectar severamente muchas cosas en tu vida, desde el dinero hasta el sueño e incluso el sexo.

Las estadísticas arrojan para empezar, que los matrimonios pelean significativamente después del nacimiento de un niño.

Bustle informa que el 70% de las parejas experimenta depresión en su relación dentro de los primeros tres años del nacimiento de un niño.

Esto puede atribuirse a una variedad de cosas; incluyendo menos intimidad, menos dinero, diferencias de opinión sobre cómo criar al niño, y una falta general de tiempo para pasar juntos.

La doctora Ellen Walker dijo a Psychology Today: “Las tasas de satisfacción marital en realidad se desploman después del nacimiento del primer hijo.”

Entonces, si una pareja tiene la idea de que un bebé los acercará, están equivocados.

El sueño también es algo de lo que los padres pueden despedirse. En los primeros dos años de vida de un bebé, uno de los padres perderá seis meses de sueño, lo que equivale a solo 2,5 horas de sueño por noche en promedio.

También hay una gran deficiencia financiera que se asocia con los niños.

NBC News ha informado que en Estados Unidos, tener un hijo puede costar hasta 13,000 dólares al año (más de 240 mil pesos mexicanos al tipo de cambio de hoy).

Además, las madres ganan aproximadamente un 3% menos de dinero que aquellas mujeres que no tienen hijos.

Finalmente, existe la amenaza de la superpoblación. Los científicos predicen que la población mundial superará los 10,500 millones en 2050.

Si esto sucede, será más difícil para la población producir suficientes alimentos, agua y viviendas para que todos podamos sobrevivir adecuadamente.
Por lo tanto, al no tener un hijo, podrías salvar el planeta.

Es importante aclarar que esto no quiere decir que no tengas hijos en absoluto, pero es un ejemplo de lo difícil que puede ser esta responsabilidad.

Con información de Actitud Fem

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?