Más de 150 ballenas piloto fueron a dar a la arena de una playa de la Bahía Hamelin, en el oeste de Australia, y Hasta el viernes por la tarde, solo 15 de los cetáceos seguían vivos, informaron las autoridades.

Se cree que los mamíferos son ballenas piloto de aletas cortas, las cuales fueron avistadas por un pescador comercial. Se estaba realizando una operación de rescate para tratar de encaminar las sobrevivientes al mar abierto. Las autoridades dicen que de ser necesario les darán cuidado paliativo.

El departamento de Pesca emitió una alerta de tiburones porque los mamíferos podrían atraer a los depredadores marinos.

“Desafortunadamente, la mayoría de las ballenas nadaron por sí mismas hasta tierra firme durante la noche y no han sobrevivido”, dijo el encargado del equipo de rescate Jeremy Chick.

“El mal tiempo entorpecerá las operaciones de rescate y necesitamos asegurarnos de que todos los integrantes del equipo están seguros antes de mover a las ballenas”.

Los animales muertos serán retirados de la playa. Funcionarios del Servicio de Parques y Vida Silvestre tomarán muestras de ADN con la intención de encontrar pistas que les permitan averiguar por qué las ballenas terminaron varadas en la arena.

En 2009, más de 80 ballenas y delfines murieron en una playa de la Bahía de Hamelin.

En 1996 murieron la mayor cantidad de ballenas de esta manera: 320. Los cetáceos piloto de aletas largas murieron en una playa de Dunsborough, en el occidente de Australia.

Anuncios

¿Qué te parece?