Con una bella ceremonia llena de tradición que sintetiza la cosmogonía indígena, cientos de personas de la zona norte de Toluca recibieron la primavera y dieron la bienvenida al Fuego Nuevo, en uno de los rituales más representativos de la cultura otomí.

“La ceremonia es para despedir el Fuego Viejo y recibir el Fuego Nuevo, se reúnen cerca de 300 personas de todos los pueblos, nosotros colocamos fruta para la abundancia, y ponemos flores porque también entra la primavera, hay danzas y también celebramos a San José”, explicó el coordinador del Consejo Indígena de la Zona Norte de Toluca, Herminio Tejas Rodríguez.

Así, desde los más pequeños hasta los de la edad de oro, se reunieron en San Cristóbal Huichochitlán para mostrar la riqueza cultural que tiene la capital, ya que los ancestros han transmitido de generación a generación la importancia del fuego, que había que respetarlo, porque era lo que los guiaba y les daba luz.

En este marco se comunicó a los asistentes que en próximas fechas se renovará al Jefe Supremo Otomí, por lo que en tiempo y forma se dará a conocer el nombre de quien deberá cumplir con las responsabilidades del cargo, entre las que se encuentra preservar y fomentar nuestras milenarias tradiciones.

Anuncios

¿Qué te parece?