Gabriel, de 8 años de edad, fue encontrado muerto en el maletero del auto que conducía su madrastra, Ana Julia, quién fue detenida tras el descubrimiento en una provincia de Almería.

La novia del padre de Gabriel quién fue detenida el domingo pasado con el cadáver en su coche, finalmente confesó que mató al niño, dijo a las autoridades que le dio “un mal golpe” y lo asfixió. Además señaló que actuó sola.

Según cita el diario La Vanguardia, Ana Julia Quezada contó detalles del horrendo crimen que ha conmocionado a toda España. “Le dio un mal golpe en la cabeza con la punta roma de un hacha y luego lo asfixió (…) ella se asustó y lo mató obstruyendo la respiración. Después le desnudó, arrojó su ropa en un contenedor lejano y enterró el cuerpo del niño en una fosa que cavó esa misma tarde junto al pozo”, señala la fuente del diario.

La detenida declaró hoy durante dos horas ante los agentes y contestó todas las preguntas sobre su implicación en la desaparición y asesinato del menor, según dijo una de sus abogadas.

El día de ayer autoridades llevaron a Ana Julia Quezada, una mujer de 43 años de origen dominicano, a hacer un recorrido para reconstruir lo sucedido en el caso del asesinato de Gabriel Cruz.

Las autoridades junto con la inculpada visitaron los lugares en los que mantuvo oculto el cuerpo del menor hasta que lo sacó, el domingo, con el objetivo de evitar que fuese encontrado.

La autopsia reveló que el menor murió estrangulado el mismo día que desapareció, la tarde del 27 de febrero.

La madre biológica del pequeño Gabriel,Patricia Ramírez, siempre sospechó de la dominicana. Así lo expresó en una entrevista con la radio Onda Cero de España, en sus palabras, “yo temía que fuera así. No se podía decir nada, porque era parte de la investigación…tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara.

Con información del Imparcial y la República

Anuncios

¿Qué te parece?