JALISCO.- Elementos del Ejército Mexicano y de la Fiscalía General de Jalisco, desarmaron a la Policía de San Pedro Tlaquepaque, ante la sospecha de que está infiltrada por integrantes de la delincuencia organizada; sin embargo, la presidenta municipal de Tlaquepaque indicó que no fue notificada sobre la operación.

El gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, confirmó que la intervención inició a las 7:30 horas de este domingo, cuando elementos de la policía estatal, en coordinación con elementos de las fuerzas federales, llegaron a la comandancia.

En su Twitter, el mandatario estatal refirió: “la finalidad de reevaluar a sus elementos, ante la sospecha de posibles infiltraciones del crimen organizado”.

Y reiteró que el clima de violencia podría empeorar en la ciudad: “Hace unos días hablé con claridad sobre la situación que se vive. Que la autoridad diga las cosas como son es fundamental para generar confianza. Sé que a muchos les extraña una postura franca, sin embargo, es preciso decir que el país padece una ola de violencia sin precedentes”, indicó.

Aunque la alcaldesa de dicha localidad, María Elena Limón, indicó, a través de su cuenta de Twitter, que no ha recibido ningún documento oficial por parte del Gobierno de Jalisco sobre la operación de esta mañana, por lo que pide una respuesta de la Fiscalía de Jalisco.

Respaldó a los elementos detenidos, aunque indicó que si están involucrados en algún tipo de ilícito, deberán hacer frente al proceso correspondiente.

Ésta es la segunda corporación metropolitana que interviene el Gobierno del Estado, ya que primero fue Tlajomulco de Zúñiga en febrero de 2017.

Reacciones

En tanto, el regidor de oposición, Luis Armando Córdova Díaz, de extracción priísta, emitió un comunicado en el que respalda la acción decidida de fuerzas federales y estatales a la policía de Tlaquepaque, de la que denunció hace unos días carecía de resultados.

En el documento lamenta la falta de idea desde el propio ayuntamiento, por haber rechazado en sesión de cabildo, su propuesta de que regresara a las calles la llamada “Policía Escolar”, encargada de estar al cuidado de planteles y alumnos; también pidió la elaboración de un Protocolo de Seguridad encaminado a brindar protección y vigilancia a los centros educativos de todos los niveles ubicados en el municipio y también se rechazó.

Anuncios

¿Qué te parece?