Hay que entender que no es lo mismo comunicar lo que quieren que sepamos, a informar la realidad de las cosas, de una manera clara y objetiva.

El día de ayer 7 de marzo se llevó al cabo una reunión “de Estado”, celebrada con la presencia del Presidente Peña Nieto junto con su Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray; por la otra parte el “senior advisor” de la Casa Blanca, me refiero al yerno del presidente de los Estados Unidos de América Mr.
Jared Kushner.

Entre especulaciones y confusiones electorales; se suma una visita cuestionada y poco informada con transparencia y claridad del objetivo tratado en esta misma; ¿será que las piezas del juego electoral están puestas sobre la mesa?
Con toda la fuerza mediática, tecno analistas y politólogos tratan desesperadamente de justificar lo injustificable. He leído cosas tan absurdas para algunos, pero muy ciertas para otros, hasta llegar a decir que el famoso PRIAN mencionado por el candidato Morenista, se ha convertido en el nuevo PRIMORE…

Será que la verdadera razón de la visita se trató de establecer la problemática del tema electoral de México, ¿ya existe el “ungido” ?; y no la de salir como vencedores al tratar de sugerir que lograron que se suspenda, por el momento, el tema arancelario respecto al aluminio y el acero que el presidente Trump pronunció como un hecho para generar el proteccionismo a la industria americana.

Cierto es que genera mucha pena a mi persona escuchar que uno de los países más afectado es China, y que los ganadores ante esta exención son Canadá y México. Debemos de recordar que para China respecto el mercado del acero en los estados unidos no representa un porcentaje importante en su venta al través de las exportaciones con tan solo el 2.9% en el décimo lugar. Canadá representa el 1er lugar de las importaciones de acero para estados unidos con un 16.7%, mientras tanto México representa el cuarto lugar con un 9.4% de participación.

México solo exporta el 3% de su producción de acero a los estados unidos, la demás producción representa un consumo interno y que sin ánimo de alterar este ambiente podría generar un impacto sobre la producción del sector automotriz.

En mi perspectiva, esta medida, solo generará un incremento de precios de los productos que contengan acero e impactarán a los consumidores finales en los estados unidos; además de volver a impulsar a una industria siderúrgica que genera prácticas de alto impacto negativo al medioambiente.Alfonso Velázquez Fabela.

Anuncios

¿Qué te parece?