Una pequeña de tan solo ocho meses de edad se intoxicó al parecer tras ingerir accidentalmente cocaína, por lo que tuvo que ser trasladada a un hospital en un helicóptero del Escuadrón de Rescate Aéreo “Relámpagos”.

Según reportes preliminares, a madre le dijo a los paramédicos que el papá consume la droga y que seguramente se le cayó una grapa en la cama donde estaba la niña, quien lo tomo y se lo llevó a la boca causando severos trastornos físicos.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México inició una carpeta de investigación, para determinar de quién era la droga y de dónde provino.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?