‘Oso’, un viejo can e incluso sin dientes, es el cuarto asesinado en los últimos días

Hay tristeza en la familia Cisneros Estrada, su perro ‘Oso’ fue asesinado y tirado en la calle de la colonia Vicente Guerrero en Nicolás Romero, amarrado con alambre.

“Lo fueron a tirar, amarrado de sus dos manitas al cuello; con una punta le ataron sus manos y con la otra le hicieron un nudo corrido… si el perro se defendía se estaba ahorcando solito”, comenta Lilia Estrada. “Para mí fue un perro muy querido, se van a reír tal vez de lo que diga, pero yo sentía que me hablaba, tantos años que estuvo aquí en mi casa que yo sentía que trataba de comunicarse”.

‘Oso’, un perro viejo e incluso sin dientes, era otro integrante de la familia.

“Tantos años de convivencia, fueron muchos; la verdad sí se le extraña, se siente muy feo”, menciona Lilia Estrada. “Siempre salía a darle de comer, le invitaba de lo que comíamos; ahora, salgo y me quedo con la comida en las manos, no hay quién se la coma”.

Incluso, aseguran que ayudaba a la gente.

“Yo no tengo mi pierna, ando con muletas y él me alcanzaba, ponía su cabecita en mi muñón, para que yo pudiera recargarme, para ayudarme a bajar… Era muy tierno el perro viejo sin dientes, me pareció injusto lo que le hicieron al animal”, dice César Ontiveros.

Ahora, los vecinos de la colonia Vicente Guerrero, en el municipio de Nicolás Romero, tienen miedo; ‘Oso’ es el cuarto perro asesinado en los últimos días.

“Siempre es lo mismo… en diciembre, en el mismo lugar donde estaba mi perro, encontré a tres canes amarrados, igual, a un poste con cable”, finaliza Sandra Cisneros.

Los vecinos piden que las autoridades hagan rondines y se detenga a quienes están matando con saña a los perros en la colonia.

Con información y foto de Excélsior

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?