México, 17 Feb (Notimex).- Con un diseño único y vanguardista, la torre de control del nuevo aeropuerto internacional de México, situará al país en una posicion de liderazgo al cumplir con todas las medidas necesarias para ofrecer a sus ciudadanos un transporte moderno y seguro.

La Presidencia de la República explicó que la torre marcará un hito de referencia en la construcción aeroportuaria, al ofrecer servicios operacionales, de navegación aérea, pronóstico y observación meteorológica, así como el control de plataforma y asignación y aparcamiento de aeronaves.

En un video difundido en su cuenta de Twitter @PresidenciaMX, indicó que tendrá una ubicación estratégica en el centro de la terminal aérea, en un terreno de más de 23 mil metros cuadrados.

Señaló que la edificación estará compuesta por dos edificios, el de base de soporte y la propia torre, que juntos alcanzarán un total de 90 metros de altura.

Estructuralmente estará cimentada por pilotes conectados a una gran losa de cimentación y una superestructura de acero para el fuste y las cabinas superiores.

Detalló que la superestructura del edificio comprende un marco de acero estructural compuesto por un eje circular primario y 12 marcos radiales de transferencia apoyados sobre aisladores sísmicos, el fuste y las cabinas superiores.

La envolvente de la torre está formada por tres tipos de envolvente: una cubierta metálica, un panel de revestimiento ventidado y sistemas desmontables acristalados.

En tanto que la cabina de control tendrá tres niveles volados de paneles de vidrio laminado aislado, soportados directamente desde las columnas del edificio exterior, con lo que se cumplirá con el estricto programa de necesidades y requerimientos visuales.

La construcción inicia con la excavación y la colocación de 480 pilotes que estarán conectados a la base de la torre, posteriormente se pondrá una geomalla y una capa de 50 centímetros de tezontle.

Después se colocará una parrilla de acero para la construcción de plantilla, se impermeabilizará, se colará la losa de cimentación y se construirán los muros interiores y la losa superior que soportarán.

Refirió que el fuste y la base de la torre serán fabricados en un taller y serán trasladados a la obra mediante camiones para una vez en el sitio ser armados y montados de manera secuencial con apoyo de grúas estructurales.

El fuste estará compuesto por 18 secciones metálicas que serán habilitadas en obras y colocadas en su posición final mediante tres grúas torre.

En el armado de la torre se utilizarán elementos temporales que garanticen el uso de elementos temporales estabilidad y rigidez durante el montaje.

La envolvente de la torre de control se realizará de manera organizada bajo una secuencia de construcción lógica, su su revestimiento de diseño concéntrico estará conformado por paneles metálicos conectados a la estructura principal.

“La torre de control se presenta como un proyecto único y vanguardista con el que México se sitúa en una posicion de liderazgo al cumplir con tadas las medidas necesarias para ofrecer a sus ciudadanos un transporte moderno y seguro”, destacó.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?