Casi 60 delfines comunes, que habitan la bahía de La Paz, vararon en una playa rocosa cerca del puerto Pichilingüe; 38 lograron ser liberados y 21 ejemplares quedaron sin vida.

Integrantes de la Red de Varamiento de Mamíferos Marinos de La Paz y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) iniciaron desde muy temprano los trabajos para salvar al mayor número de delfines.

Los expertos decidieron mover los cadáveres a otra playa para evitar que estos se pudran y causen algún tipo de contingencia. Antes, tomarán muestras de piel y grasa para analizarlas en el laboratorio, con el objetivo de conocer qué causó el masivo varamiento.

Hace unos meses, en la bahía de La Paz una embarcación de la Secretaría de Marina dragó el fondo marino. Científicos pidieron detener las acciones, porque existía la probabilidad de una afectación en el hábitat.

Sin embargo, a decir de los investigadores es demasiado pronto arrojar una conclusión, pues deberán hacer las pruebas necesarias para determinar el varamiento.

Por lo pronto, en la primera inspección no detectaron daños por un predador o por la propela de alguna embarcación.

¿Qué te parece?