Por Gustavo Vázquez

VIDA.

12 años.

Valentina Villa Mota, mi hija, la única persona en el mundo que me dice pá, cumple 12 años.

La conocí a los 4, rejega, arisca, su primer nombre de cariño fue “celostina” y la primer canción que le dediqué fue “si nos dejas”; extraordinariamente inteligente pronto se dio cuenta de que no quería robarle nada y que era más probable que ella me robara a mi.

Así, dueña de mis suspiros, de mis inspiraciones, me abraza, me besa, me obedece, me sufre como a cualquier padre; aficionada al cine, sabe más de muchas cosas que cualquier persona de su edad.

Atrevida, prefiere decir mis poemas en los concursos de declamación para que, orgullosa y oronda, pueda decir mi nombre.

Futbolista, aplicada en el inglés, gran constructora de legos, ahorradora, diplomática, antojadiza, hábil viajera, valiente, compasiva, feliz y sana, es lo que siempre quise de una hija y Dios, en su inmensa sabiduría, me lo brindó en esta personita cool de cejas pobladas, voz dulce y mente sagaz que me dice pá. Felicidades nena, te amo.

MUERTE.

La violencia y la inseguridad han rayado en lo personal, mi amigo Paco Rojas, quien en un primer momento propició mi amistad con mi querido compadre Paco, fue asesinado cobardemente.

Antes de platicar por primera vez con él, ya me habían dicho puras cosas buenas gente a la que respeto mucho, dos horas después de nuestro encuentro ya era su partidario, así era Paco, convencía, contagiaba entusiasmo.

Muchas veces platicamos, nos escuchamos mutuamente, me ayudó, procuró nuestra amistad y la mía con sus hijos, me tuvo la confianza para que el querido “abuelo” trabajara conmigo recorriendo hasta los lugares más lejanos del oriente del estado.

De feo modo, mis amigos han quedado huérfanos, ahora son legatarios de la cultura de trabajo y esfuerzo de su papá; creo que nada los consuela ni satisface, aunque justicia y reconocimiento, definitivamente no les caerían mal. Descanse en paz Don Paco Rojas San Román.

TRABAJO.

Pronto terminó el trabajo más entretenido y demandante que he tenido en el servicio público hasta hoy, sin embargo desde el día 1 pude ayudar, atender, cumplir con mis responsabilidades, fue un mes incompleto muy completo, hubo de todo, hasta loquitos insultando y difamando, Dios los bendiga a ellos y a sus 3 seguidores en las redes sociales.

Me despido de mi trabajo, pero no del sector educativo, pues ahí está mi vocación, desde hace 20 años, cuando joven, fundé una escuela de computación como centro de capacitación para el empleo; continuaré promoviendo lo que siempre he creído, que la calidad educativa debe estar al alcance de todos, pues es la única posibilidad certera de que los pobres dejen de serlo y nuestro país sea más justo, equitativo y armónico.

Gracias a Juan Jaffet Millán Márquez, por la confianza, pero sobre todo por la amistad, continuaremos, como dice Don Jaime Vázquez, escribiendo muchas páginas en blanco de la política de nuestro estado.

POLÍTICA.

Flojera en las precampañas, podrán decir misa, pero los atributos personales de los aspirantes presidenciales poco o nada dicen de lo que van a hacer si llegan al gobierno. Lamento mucho la falta de propuestas claras, con fechas y pesos y plazos y metas, pero lamento más que los ciudadanos lo permitamos.

Eso si, los publicistas han anclado sus frases, aunque habría que recordarles que frases pegajosas solo se sitúan en la parte del cerebro donde viven los recuerdos y no, donde se toman las decisiones… “It’s insulting and unacceptable”, diría “ya sabes quien” de la “prieta” en el “México chingón”.

 

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?