La policía realizó un operativo para encontrar los restos de las víctimas de un hombre acusado de matar a por lo menos cinco personas y sospechoso de más homicidios

TORONTO.- La Policía de Toronto, Canadá, realiza la búsqueda de víctimas de un jardinero de 66 años al que considera responsable de la muerte de al menos cinco personas.

Asimismo, las autoridades temen que el número sea mucho mayor.

Bruce McArthur fue arrestado el 18 de enero y acusado de la muerte de dos individuos, Selim Esen, de 44 años; y Andrew Kinsman, de 49.

Pero los agentes añadieron tres nuevos cargos: los asesinatos de Majeed Kayhan, de 58 años; Soroush Mahmudi, de 50; y Dean Lisowick, de 47.

El detective de la policía de Toronto, Hank Idsinga, dijo en una conferencia de prensa que Lisowick era una persona desamparada y no había sido reportado como desaparecido hasta ahora. Sospechan que fue asesinado entre mayo de 2016 y julio de 2017.

1852327

Este es un problema que va mucho más allá de la comunidad gay, es un problema que atañe a toda la comunidad de la ciudad de Toronto”, señaló el investigador.

Aunque inicialmente se resistían a calificar a McArthur como un asesino en serie, las autoridades policiales reconocen ahora que se equivocaron y que el detenido puede ser responsable de muchas más muertes en la principal ciudad canadiense.

El arresto de McArthur se produjo después de que activistas de la comunidad gay crearon una campaña para presionar a las autoridades para que investigaran a fondo las desapariciones ocurridas en los últimos años en el barrio gay de la metrópoli.

Centenares de agentes siguen buscando restos humanos en al menos 30 propiedades en la que el sospechoso trabajó en los últimos años.

Lo anterior después de que se encontraran los esqueletos de tres personas en macetas de grandes dimensiones que él había colocado en una vivienda de Toronto.

Los detectives estuvieron meses tras la pista de McArthur, pero no fue sino hasta hace pocos días que pudieron vincularlo eficazmente a las desapariciones.

El caso de este asesino en serie se extendió hasta las localidades aledañas a Toronto, como Waterloo, donde la policía le dio a su contraparte una lista de 17 hombres reportados como desaparecidos.

Peter Sgromo, uno de los sobrevivientes del violento jardinero, lo frecuentaba hasta que una vez en la parte trasera de una camioneta lo tomó fuertemente del cuello y lo forzó a llevar su cabeza hacia abajo.

El hombre contó que gracias a que alguna vez tomó clases de artes marciales, se pudo zafar de los brazos del asesino y escapar.

La indagatoria incluye los testimonios de diversos hombres extranjeros que alguna vez visitaron Toronto y conocieron al posible asesino.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?