El conductor mexicano de Uber en California, Estados Unidos, enfrenta 10 cargos penales, de los cuales uno se deriva por violación forzada y robo en primer grado; él ingresó de manera ilegal a la nación estadounidense, después de aceptar ser deportado en 2005.

Las autoridades informaron que Alfonso Alarcón, de 39 años de edad, presuntamente tuvo como víctimas a mujeres de entre los 19 y 20 años. Tres de ellas estaban intoxicadas cuando fueron agredidas, mencionó el Fiscal federal de Distrito del condado San Luis Obispo, Dan Dow, informó Sin Embargo.

Hasta el momento, no se sabe si el acusado tiene abogado para rendir su declaración por los sucesos. Dow agregó que buscan posibles testigos, además de determinar si hay víctimas adicionales en el condado citado y Santa Barbara, noroeste de Los Ángeles.

El presunto agresor confirmó a las autoridades que aceptó su deportación en 2005, pero que ahora regresó de forma ilegal a la Unión Americana.

Con información de Sin Embargo

¿Qué te parece?