La semana pasada, youtubers latinoamericanos expresaron a través de la plataforma su inconformidad sobre el tipo de contenido que hoy circula en la plataforma que contabiliza a más de 1,000 millones de usuarios, principalmente por la saturación de creadores.

“(He dejado de producir contenido) Y la razón principal y la que no había querido decir es lo tedioso que representa para mí, entrar a YouTube, ver nuevos contenidos o incluso ver los videos en tendencia y darme cuenta que lo que les gusta consumir a algunos de ustedes es la basura que están consumiendo”, refirió Sebastián Villalobos, un youtuber colombiano que se incorporó a la plataforma en 2011.

Villalobos demandó que son varios los generadores de contenido los que están afectando a la plataforma con la creación de videos sin valor alguno para los consumidores.

“Están convirtiendo a YouTube en una telenovela de bajo presupuesto o en un reality show donde solo hay drama (…) Están haciendo que YouTube poco a poco comience a perder su gracia”, agregó Villalobos.

La plataforma adquirida por Google en 2006 por 1,650 millones de dólares enfrentó en 2017 uno de los años más retadores de su historia al constatar en repetidas ocasiones cómo el contenido que se sube a la plataforma puede afectar a la comunidad, la reputación del mismo YouTube y la de sus anunciantes.

Lo atractivo en el modelo de monetización y lo lucrativa que es la plataforma empujó que un sinfín de personas se sumaran a crear contenido y también impulsó a la incapacidad por parte de YouTube de supervisar todo lo que circula.

 

Fuente: Expansion

Anuncios

¿Qué te parece?