El mortífero cargamento podría nutrir la actividad criminal de algún cartel en la capital federal.

Efectivos del Departamento de Inteligencia de la Policía Federal mexicana han decomisado un cargamento con 1.960 granadas, enviado por correo ordinario desde el estado de Tamaulipas a la Ciudad de México.

Según informa la Gaceta Tamaulipas, los agentes han podido descubrir el armamento, distribuido entre 40 cajas de cartón, con ayuda de perros. Estiman que la carga fue destinada a los carteles que operan en la capital y sus alrededores, y sospechan que fue enviada por miembros del cartel del Golfo.

Redacción RT

¿Qué te parece?