El mandatario estatal reclama al gobierno de Enrique Peña Nieto la represalia asumida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

CHIHUAHUA.- Escoltado por un nutrido contingente de personas, el gobernador Javier Corral encabezó, desde el puente internacional Córdoba-Américas en la frontera de Ciudad Juárez-El Paso, el inicio del recorrido de la denominada ‘Caravana por la Dignidad Unidos con Valor contra la Corrupción’.

Previamente, Corral colocó una manta con la leyenda “We urge US goverment to deport the fugitive César Duarte” (urgimos al gobierno de Estados Unidos a deportar al fugitivo César Duarte).

El contingente de 250 personas -integrantes de organizaciones de la sociedad civil, empresarios y profesionistas- recorrerá en el lapso de 16 días un total 20 ciudades (ocho del estado de Chihuahua) y 12 entidades del país, para cerrar en la Ciudad de México el domingo 4 de febrero.

Con este acto, el mandatario estatal reclama al gobierno de Enrique Peña Nieto la represalia asumida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de incumplir un convenio por 780 millones de pesos asumido en diciembre pasado y acelerar el proceso de extradición de su antecesor César Duarte.

El evento inicio desde la línea divisoria entre México y Estados Unidos. Corral, con una bandera nacional en sus manos, encabezó una caminata hacia el parque Chamizal con rumbo al asta bandera monumental, acompañado por alcaldes, diputados y funcionarios de primer y segundo nivel de gobierno del Estado.

La ruta contempla pasar por las ciudades de Chihuahua, Meoqui, Delicias, Camargo, Parral, Jiménez, Gómez Palacio, Durango el 25; Torreón y Saltillo en Coahuila; Monterrey, Nuevo León; Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, León, Guanajuato; Tepic, Nayarit; Guadalajara, Jalisco; Morelia, Michoacán; y Cuernavaca, Morelos, para concluir en la capital del país.

En el discurso inicial, Corral anunció que Chihuahua va no solamente por la extradición de César Duarte, sino por la recuperación de lo que se robó, incluyendo bienes que adquirió en Texas y Nuevo México, que ascienden a diez propiedades que la Fiscalía General del Estado ya tiene debidamente identificadas.

De recuperarse dichos bienes, los recursos que se obtengan serán la base de un fondo especial de combate a la pobreza, lo que se logrará, dijo, con la extradición del exgobernador, para juzgarlo y buscar que reciba la pena máxima y resarza el patrimonio que malversó para su beneficio personal.

Corral dijo que combatir la corrupción no solo sirve para llevar a la cárcel a quienes disponen indebidamente de los recursos, sino que lo más importante es recuperar el fruto de lo ilícito.

Actualmente, se tienen embargadas en Chihuahua diez propiedades de Duarte, entre ranchos, empresas, casas y edificios; además permanecen aseguradas otras 8 propiedades de varios de sus prestanombres y en breve se solicitará el aseguramiento de otras más que se tienen detectadas, detalló Corral.

Por eso, el gobernador de Chihuahua sostuvo que la Procuraduría General de la República debe solicitar la extradición con base en las diez órdenes de aprehensión que el fuero común tiene contra Duarte.

Corral consideró que hay una indagatoria más que debe abrirse en torno a lo que puede ser un sistema de delincuencia organizada, “porque la de Chihuahua no creemos que sea una acción aislada”.

Redacción EL Financiero

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?