Los restos humanos localizados en una fosa clandestina cerca del campo agrícola “Eureka” en Costa Rica, Culiacán, coinciden, por sus características físicas, con el director de la Policía Municipal de Elota, Ignacio Juárez Rojas, y del armero, Alfonso Beltrán Jiménez, privados de su libertad el 5 de enero por un grupo armado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer a través de estudios de genética forense se trabaja para certificar la identidad de los cuerpos, encontrados la tarde del viernes pasado, en estado de descomposición.

Los cuerpos fueron localizados la tarde del viernes pasado en una fosa clandestina, ubicada en las inmediaciones del poblado Mezquitillo a escasos kilómetros de lacarretera Culiacán-El Dorado.

En un comunicado, la FGE dio a conocer que en el lugar del hallazgo se recolectaron seis casquillos de calibre nueve milímetros, que analizan para ubicar las armas de donde fueron detonadas.

La Fiscalía estableció, por los indicios encontrados en la fosa y las características físicas de los restos, que estos coinciden con los del teniente coronel Juárez Rojas, jefe de la policía de Elota, y el armero, Alfonso Beltrán Jiménez.

La Fiscalía General de Sinaloa abrió la carpeta de investigación correspondiente en la Agencia del Ministerio Publico Especializada de Desapariciones Forzadas por el secuestro de Ignacio Juárez Rojas y su escolta, Alfonso “N”

Plagio de director de Seguridad de Elota fue reportado al C-4

Antecedentes del caso

La tarde del viernes 5 de enero ambos elementos de la Policía Municipal de Elotafueron privados de su libertad por un grupo armado. Encapuchados los sustrajeron de un restaurante de comida china, ubicado en la ciudad de la Cruz.

La Agencia del Ministerio Público Especializada en Desapariciones Forzadas abrió la carpeta de investigación 60/ 2018 en la que se guardaron testimonios de comensales del local denominado “Hermanos Carrillo”.

Como parte de las investigaciones se citó a comparecer a los escoltas del mando, quienes no lo acompañaban en esos momentos y nadie se percató del grupo armado.

El teniente coronel en retiro, de 52 años de edad, fue designado como jefe de la Policía Municipal de Elota en junio del 2017 debido a cambios en las dependencias ocurridos tras registrarse una serie de hechos violentos en esa jurisdicción.

Uno de estos fue el que ocurrió entre dos grupos rivales, el 16 de febrero de 2017 en la sindicatura de Gabriel Leyva Velázquez, que obligó la suspensión de clases en las escuelas de las comunidades de Bosco, Celestino Gazca, Granjas de Norote y Potrerillo.

Otros fueron los enfrentamientos ocurridos en el mes de abril, por tres días consecutivos, en uno de ellos fue necesario cerrar la circulación por varias horas en la maxipista Culiacán-Mazatlán, a la altura del kilómetro 76. Derivado de estos hechos se localizaron, en la comunidad de Rosendo Niebla, los cuerpos de cuatro personas, atados de pies y manos, cubiertos con una lona, con heridas en el cuello.

msl

Anuncios

¿Qué te parece?