Enero 11, 2018 (Hoy Estado de México).- El próximo 31 de enero podremos ser testigos de una Super Luna de Sangre Azul, un evento astronómico muy raro, pues la última ocurrió hace más de 150 años, el 31 de marzo de 1866.

Para que este suceso único ocurra se deben dar tres condiciones: primero, la luna de sangre, que es el color que toma la luna cuando sucede un eclipse, producto de que la tierra se sitúe entre la luna y el sol, por lo que la atmósfera terrestre filtra la luz azul y verde de los rayos solares, dejando sólo pasar la roja.

Segundo, la luna azul es muy rara, ya que ocurre cada dos años y medio y se trata de la segunda luna llena en el mismo mes. Y finalmente, será una “super” luna, ya que es cuando estará más cercana a nuestro planeta debido a su órbita elíptica, por lo que se verá un 15% más brillantes y un 30% más grandes que las lunas llenas regulares.

Seguir Leyendo Hoy Estado de México

¿Qué te parece?