La sociedad entre Lionel Messi y Jordi Alba, probablemente la pareja más en forma del fútbol mundial, destrozó al Celta en una primera media hora estelar y clasificó, por la vía rápida (5-0), al Barcelona para los cuartos de final de la Copa del Rey.

A los quince minutos, los azulgranas ya mandaban por 2-0. En el primero, Jordi Alba controló un genial pase de cuchara de Iniesta para cedérsela a Messi, que remataba cruzado y mordido haciendo inútil la estirada de Sergio. Un calco al gol del Levante del último partido de Liga.

El segundo fue un ‘tuya-mía’ entre ambos que finalizó con otro remate sutil de primeras del ‘crack’ de Rosario. Séptima asistencia de Alba a Messi en lo que va de temporada.

El internacional argentino devolvió a su compañero el favor en el tercero, habilitándole con un pase en profundidad que el lateral de Hospitalet cazó tirándose al suelo y rebañando el balón a gol para sorpresa de Sergio.

1837252.jpg

La siguiente ofensiva azulgrana acabó en el 4-0, que marcó Luis Suárez tras aprovechar un error defensivo de Pione Sisto. El partido acaba de superar la media hora y la eliminatoria estaba resuelta para los azulgranas con un autoridad incontestable.

Aunque fue Dembélé el gran animador de la recta final del choque. El público tenía ganas de disfrutar del francés y éste confirmó que la lesión ya está olvidada y que puede ofrecer grandes noches de fútbol vistiendo la camiseta azulgrana.

Suyo fue el saque de esquina que cabeceó, libre de marca, Rakitic, para hacer el 5-0, a falta de tres minutos para el final. El Barça encadena ya 28 partidos sin perder y Valverde escuchó por primera vez al Camp Nou corear su nombre.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?