TOLUCA, México, 16 de Diciembre del 2017 (Agencia MVT).- Después de nueve meses de batalla legal Víctor y Raymundo obtuvieron un amparo por parte de los juzgados primero y cuarto de distrito, logrando cumplir uno de sus sueños: casarse por el civil.

Entre lágrimas y emoción, se juraron amor eterno acompañados por sus padres, familiares y amigos; la jueza que encabezó el acto señaló que este es uno de los eventos más importantes en la vida del ser humano, por ello comentó es la máxima manifestación de amor, respeto, fidelidad y confianza entre dos personas.

“Ser felices debe ser su meta y luchar contra quienes se opongan y nunca, pero nunca habrán las puertas de su hogar a la violencia, porque esa forma de amar no existe, unidos y como un solo corazón hagan frente a todo lo malo que la vida les tenga preparado”, manifestó.

Después de la boda civil realizaron una ceremonia simbólica en la que acompañados de padrinos intercambiaron anillos, votos en los que juraron amarse, respetarse y hacerse felices por el resto de sus vidas, medallas de oro las cuales en sus palabras “llevarán cerca del corazón para nunca olvidar su amor”, también fueron unidos con un lazo y encendieron velas con las que en función de la llama representaron la eternidad de su unión.

Víctor Manuel Escobar Bernal mencionó estar contento por haberlo logrado después de la batalla legal que iniciaron hace nueve meses, invitó a las parejas que se encuentran en su misma situación a que no se queden con las ganas de casarse y luchen por ello.

“Yo les he dicho para llegar a eso tienes que conocer a tu pareja, para dar un paso como este que es un paso decisivo, ahorita es muy importante el que uno como pareja sepa lo que realmente quiere, tenemos que defender nuestros derechos, lo único que puedo decirles es que nos levantemos, le echamos ganas y apoyarnos unos a otros”, argumentó.

Seguir leyendo Agencia MVT

¿Qué te parece?