Alejandro Fernández se encuentra una vez más en el centro de la polémica y no precisamente por su dotes como cantante. Y es que el pasado 5 de mayo el artista mexicano dio un concierto en la Feria de Querétaro (México) en un aparente estado de embriaguez desde el comienzo de la actuación.

Tal y como se puede comprobar en los vídeos de los fans, que están corriendo como la pólvora por las redes sociales, Alejandro no podía seguir el ritmo de sus propias canciones y le costaba articular palabra. “Está haciendo un putero frío, me voy a calentar con un traguito, no solo yo, todos ustedes. ¡Salud!”, dijo el artista arrastrando la lengua antes de beberse un buen chupitazo.

Incluso, en uno de los vídeos, se aprecia como Fernández se acerca a abrazar a una persona del público. En lugar de cantar se pone a hablar con sus fans: “no quiero que esto salga mañana en las noticias”, exclama.

El vídeo se ha viralizado y ha recibido multitud de críticas puesto que los asistentes que han pagado una entrada tienen derecho a presenciar una buena actuación por parte del artista, y no una estampa tan bochornosa. Alejandro no se ha pronunciado al respecto.

A punto de vomitar en un concierto por el alcohol

No es la primera vez que el cantante indigna a sus seguidores por aparecer ebrio en un concierto. En agosto del 2016, apareció sin camiseta y bajo los efectos del alcohol en Las Vegas (Estados Unidos). En mayo de este año, estuvo a punto de vomitar en plena actuación y tuvo que abandonar el escenario durante unos minutos.

El artista no quiso admitir los hechos y acusó a las personas que le habían tachado de borracho de querer manchar su imagen.

Redacción Mundo Deportivo

¿Qué te parece?