Sarah Idan, la última Miss Irak, se ha visto obligada a sacar a su familia de su país a causa de las amenazas de muerte que recibieron por el selfie que se tomó con Miss Israel en pasado noviembre, según ha afirmado la reina de la belleza israelí, Adar Gandelsman, al periódico Hadashot.

Gandelsman ha manifestado que Idan hizo esa foto durante los preparativos del certamen de Miss Universo “para que la gente pueda entender que es posible vivir juntos”. Sin embargo, su acción levantó gran revuelo en la Red y la iraquí comenzó a ser acosada, por ese acto y por sus sesiones fotográficas en bikini.

112ab6f825d846154193204b77a38092.jpg

Hoy en día, Sarah Idan reside en Estados Unidos y aún no ha eliminado la instantánea de la polémica de su cuenta en Instagram, debido a que desea defender ese mensaje de paz

665c370ae09f596d2c6b7fe41e861d22.png

 

 

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?