En una carta abierta Salma Hayek dice que su rechazo a las propuestas sexuales de Harvey Weinstein, la llevó a vivir una pesadilla durante la realización de Frida, su cinta biográfica de 2002 sobre la pintora mexicana Frida Kahlo.

Salma luchó para poder trabajar con Harvey y para que él fuera quien produjera su proyecto soñado, Frida, la película que finalmente le serviría para obtener una nominación al Oscar como mejor actriz.

Tras ponerse de acuerdo con Weinstein, lo que ella creía que sería un proyecto de ensueño, se convirtió en un tormento.
La actriz habló de los inconvenientes con Weinstein durante la filmación de Frida.

“Me dejaría terminar la película si aceptaba hacer una escena de sexo con otra mujer”, escribió Salma, para quien el problema no era filmar la escena “porque estaría desnuda con otra mujer. Era porque estaría desnuda con ella para Harvey Weinstein, pero entonces no les podía decir”.

¿Qué te parece?