Ciudad Valles.- Un hombre y su hijo que estaban en un restaurante de su propiedad, fueron baleados en aparente intento de asalto, el joven murió cuando había ingresado a una clínica ya que presentaba un balazo en la cabeza.

Ayer alrededor de las 17:30 horas, se reportó a la policía que dos personas habían sido baleadas dentro del restaurante Carnitas Castillo, que se ubica en el bulevar México-Laredo, entre Flores Magón y Monterrey de la colonia Mirador, a la altura de la glorieta Hidalgo.

De inmediato acudieron al lugar policías de diferentes corporaciones, sin embargo cuando llegaron los lesionados ya habían sido trasladados a un sanatorio particular, tratándose de Sotero Castillo Castillo y su hijo Libni Zuriel Castillo Martínez de 27 años de edad, propietarios del negocio de venta de carnitas.

Testigos dijeron que se escucharon varios balazos dentro del restaurante, y enseguida salió corriendo un hombre que se iba guardando algo en las bolsas de su pantalón, pero cruzó el bulevar y lo perdieron de vista.

Posteriormente las empleadas del restaurante salieron pidiendo ayuda, mencionando que sus patrones estaban heridos y entre varias personas los subieron a un vehículo particular para llevarlos a recibir atención médica.

Mientras recababan información sobre los hechos, a los policías les informaron que en un sanatorio de la colonia Obrera había muerto Libni Zuriel, quien había recibido un balazo en la cabeza.

Su papá, al parecer se encuentra fuera de peligro, pues tenía una herida en uno de los brazos, pero quedó internado bajo observación médica.

Con información de Pulso

Advertisements

¿Qué te parece?