Washington, D.C.- En su búsqueda de la causa detrás de los daños auditivos, visuales, de equilibrio y memoria que inicialmente mostraron, los médicos que atienden a los diplomáticos estadunidenses que fueron víctimas de presuntos ataques en Cuba descubrieron que también presentaron anormalidades neurológicas.

Los exámenes clínicos revelaron que los diplomáticos desarrollaron cambios en los tramos de la materia blanca, que actúa como enlace entre las neuronas, que permiten la comunicación.

1814134.jpg

Se trata del hallazgo más específico de daño físico hasta el momento, lo cual demuestra que lo que haya lastimado a las víctimas provocó cambios perceptibles en sus cerebros.

Fuertes y misteriosos sonidos, seguidos de zumbidos y pérdida auditiva llevaron a los investigadores a sospechar de “ataques sónicos”.

Ahora, las autoridades evitan utilizar ese término y afirman que no está claro que el sonido sea el responsable.

Los sonidos podrían ser un efecto secundario de otra cosa que causó el daño, señalaron tres funcionarios federales estadounidenses que fueron informados sobre la investigación y exigieron el anonimato por no contar con autorización para hablar públicamente del tema.

Médicos, investigadores del FBI y agencias de inteligencia de Estados Unidos han pasado meses intentando armar el rompecabezas en La Habana, en donde Washington asegura que el año pasado se enfermaron 24 personas, incluidos funcionarios y sus cónyuges, en sus viviendas y, posteriormente, en algunos hoteles.

Por su parte, el secretario de Estado Rex Tillerson aseguró este miércoles que está convencido de que estos fueron ataques dirigidos, pero Washington no sabe quién está detrás de ellos.

 

Advertisements

¿Qué te parece?