Una mujer residente de Estados Unidos fue golpeada y amenazada cuando viajaba en el Metro de Nueva York, luego de pedirle a un hombre que cerrara las piernas porque ocupaba más del espacio de una sola persona.

“¡Perra, no eres nada! Ya he violado a perras blancas como tú”, le contestó el sujeto, que además comenzó a molestarla con codazos hasta que le lanzó un puñetazo rompiéndole el labio inferior y azotando su cabeza contra la pared.

De inmediato, uno de los pasajeros detuvo al agresor y lo amonestó con palabras mientras otro filmó el suceso. “Después de eso, solo sentí la sangre”, dijo la víctima de 37 años.

Tras una denuncia ante la policía, el varón de 56 años fue detenido. Identificado como Derek Smith, tenía antecedentes penales relacionados a abusos sexuales. El Manspreading (despatarrarse), es la práctica de algunos hombres de sentarse con las piernas abiertas en el transporte público, ocupando con ello el espacio de más de un asiento.

Fuente: SDP

 

Advertisements

¿Qué te parece?