El Buen Fin no está resultando con bueno dividendos para ciertas tiendas de autoservicio, quienes ven sus ganancias esfumarse gracias a la mala escritura de sus precios, tal y como sucedió en una Bodega Aurrerá en el pueblo de Visitación en Melchor Ocampo, Estado de México, quienes exhibieron pantallas a cinco y ocho centavos.

La gente acampó más de 16 horas en las inmediaciones de la tienda para esperar por su pantalla de cinco centavos. Según reportó el diario Afondo Edomex, los clientes hallaron una verdadera oferta de “Buen Fin”, ya que dos tableros de precios marcaron el producto en cinco y una lavadora en casi siete centavos.

Autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) mencionaron que las personas que acamparon en la tienda, tenían que hacer su queja vía telefónica; sin embargo, personal del Aurrerá dijo que debían irse, pero la gente hizo caso omiso y explicaron que el precio de los productos tenía que respetarse.

Fuente: A Fondo

Advertisements

¿Qué te parece?