Ciudad de México. La LIGA MX Femenil vive su semana más importante; La Gran Final se vivirá por primera ocasión con dos combinados que escribieron su nombre en los libros del Torneo Apertura 2017; Chivas y Pachuca.

La competencia femenil merece un reconocimiento único, algo que distinga el esfuerzo de un semestre histórico en el que las mujeres de nuestro país fueron testigos una competencia que les abrió las puertas al Balompié Profesional. El sueño dejó de serlo para tornarse en realidad, La LIGA MX Femenil llegó para quedarse y con ello, el Trofeo de Campeón que reconocerá a las campeonas del histórico Torneo Apertura 2017.
Femenil_Con_Balonjpg_20171116173123

Símbolo de movimiento

El nuevo trofeo de nuestro balompié tomó forma en Marmolejo Orfebres, casa artesanal que tardó cerca de un mes en crear numerosos bocetos para encontrar la mejor propuesta; posteriormente comenzó un proceso de seis meses para elaborar cada parte que compone dicho galardón.

El principal concepto que envuelve este preciado objeto es el del constante movimiento y transformación de la mujer, esa evolución que las lleva a generar ideas para mejorar su entorno, tal como ocurrió con el nacimiento de la LIGA MX Femenil. Esa versatilidad quedó de manifiesto en las ondas del viento que conforman parte del cuerpo del trofeo.

Así mismo, este galardón tiene características únicas; está compuesto por una base de 6 kg de obsidiana labrada totalmente a mano, así como un cuerpo de 4 kg de plata con pureza ley .925. El trofeo tiene una altura de 45 cm, de los cuales 18 cm pertenecen a la base de obsidiana y 37 cm al cuerpo de plata. Así mismo, en la cúspide se encuentra un balón plateado con diámetro de 10.8 cm, símbolo de aquel preciado objeto que mueve nuestro deporte.

Advertisements

¿Qué te parece?