La carga inalámbrica se estrena por primera vez en los dispositivos de Apple con los nuevos iPhone 8, 8 Plus y iPhone X, que ahora soportan las bases de carga que cuenten con el estándar Qi. De momento, sin embargo, carga inalámbrica no suponía también carga más rápida, puesto que esta era de 5W, la misma que se puede obtener con el cargador incluido en la caja del terminal. Esto cambiará con la llegada de iOS 11.2.

Dicha actualización del sistema habilita la carga inalámbrica a 7,5W que, si bien dista de lo que son capaces de ofrecer algunos terminales Android, es significativamente mejor que la de 5W. Si ya tenías un cargador inalámbrico que soportase esta carga más rápida, lo único que deberás hacer será actualizar tu dispositivo a iOS 11.2, una versión que saldrá en las próximas semanas. Si no puedes esperar, puedes apuntarte al programa de betas públicas de Apple, donde ya está disponible para su descarga.

Advertisements

¿Qué te parece?