Proveedores en riesgo, podrían no recibir pagos

Para poder hacer frente a un cierre de año que se vislumbra complicado, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) espera 150 millones de pesos, que llegarían a través de recursos estatales, pues de no obtenerlos, podrían caer en el impago a proveedores y se ahorcarían las finanzas con el pago de aguinaldos a los trabajadores de la máxima casa de estudios.

Esto, en medio de la controversia por la designación de un Contralor desde la legislatura mexiquense, proceso para el cual la UAEM solicita que se inicie una terna, esto con la finalidad de defender y respetar la autonomía de la institución auriverde, que es por mandato constitucional.

Pese a que la propuesta es que el contralor universitario sea elegido por el propio Sistema Estatal Anticorrupción, el rector Alfredo Barrera Baca indicó que no buscan debilitar o no abonar a la construcción de esta área.

“Nosotros somos órganos autónomos por Constitución y esto lo define el marco jurídico respectivo somos una entidad que se coordina con los poderes estatales tenemos una relación de coordinación y los otros órganos una relación de subordinación”, sentenció.

Esas diferencias jurídicas que no colocan a la UAEM como subordinada o auxiliar del Ejecutivo estatal, dijo, le impidieran por Constitución atender este apartado.

En lo que refiere a los recursos, el rector Barrera Baca abrió la posibilidad de que se inicie un debate en torno al aumento de costo de las colegiaturas de inscripción y reinscripción de los alumnos en los distintos planteles.

Lo anterior, ya que, si bien no tienen previsto en el horizonte inmediato esta posibilidad, sí es necesario colocar el tema en la lista de los pendientes requeridos, al reconocer lo que Anel tiene de colegiaturas es insuficiente paga cubrir no solo las necesidades de nómina, también de becas y aumento de oferta educativa.

Asimismo, aseguró que deberá llegar el momento en que los universitarios se den la oportunidad de cambiar su postura frente al costo económico de este apartado para que deje de ser un tabú o mito ante la realidad económica que se vive.

“Los universitarios tendremos que darnos la oportunidad de revisar la posibilidad de actualizar las cuotas de inscripción, solo platicarlo, no tiene que ser un tema prohibido en la universidad”.

Este 2017 la UAEM se ha visto embestida por escándalos como el revelado en el reportaje “La estafa maestra”, aunque más autoridades auriverdes aseguran que todas las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación han sido atendidas y solventadas, e incluso se llegó a la detención de dos personas debido a un fraude cometido en contra del Estado de Oaxaca, mismo que se encuentra en tribunales ya que la entidad vecina exige un pago de 100 millones de pesos para resarcir el daño, cantidad que de pagarse, pondría en quebranto a la universidad.

A esto se le suma el embate de la naturaleza, pues tras el sismo del 19 de septiembre, hasta 90 millones de pesos podría costarle a la Autónoma mexiquense la reparación de los daños, sin embargo, no cuenta con los recursos para hacerlo por lo que se están gestionando con el gobierno estatal y el FONDEN.

Datos del censo realizado tras el movimiento telúrico, solo 12 de los 139 espacios universitarios resultaron con daños estructurales, listado del que destaca el Centro Universitario de Tenancingo, pues este tiene daños en su edificio A, es el más antiguo ya que era el casco de la Exhacienda de Santana, mismo que fue donado por el gobierno del estado.

También en esta situación se encuentra el plantel Pablo González Casanova de Tenancingo, donde tienen daños en uno de sus edificios, en el cual el único camino que queda es la reconstrucción.

Advertisements

¿Qué te parece?