Ante la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer, el Presidente Enrique Peña Nieto enfatizó que “por encima de todo” la salud es un derecho humano fundamental, por lo que garantizar el acceso universal a los servicios médicos es uno de los primeros deberes de todo Estado.

Este martes sentó que en México se trabaja para reducir la exposición a los factores de riesgo asociados, disminuir la mortalidad en la población afectada y mejorar la calidad de vida de los pacientes, pues con más de 80 mil casos al año el cáncer es la tercera causa de deceso.

En el Palacio de Minería, acompañado por la primera dama Angélica Rivera, la reina Letizia de España y Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, advirtió que esta enfermedad es uno de los padecimientos de la humanidad que reflejan la desigualdad económica que afecta al mundo.

Indicó que el impacto del cáncer se vuelve aún más severo como resultado de esta inequidad. “Más de 90% de los países de ingresos altos ofrece tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos la cifra correspondiente es inferior al 30%”, dijo.

Hizo notar que este mal representa una carga para la economía global, pues cifras de la OMC indica que su costo mundial asciende a 1.2 billones de dólares al año.

Ante médicos, especialistas, analistas y expertos en la cura del cáncer, el Jefe del Ejecutivo dijo que datos de la OMS indican que en 2015 al menos 8.8 millones de defunciones fueron ocasionadas por el cáncer; “casi una de cada seis muertes se debe a esta enfermedad.

“El cáncer no respeta edad o género, cultura o condición social, sin embargo, los datos internacionales dejan claro que cerca de 70% de las muertes se producen en los países de ingresos medios y bajos donde pocos pacientes tienen acceso a algún tratamiento”, señala.

Tras esbozar este panorama, el Presidente de la República dijo que por ello la importancia de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer en el que participan más de 300 especialistas, responsables de políticas públicas y otras personalidades dedicadas a atender esta enfermedad.

“La salud es el más preciado de todos los bienes del ser humano, es una condición necesaria para disfrutar los privilegios de la vida como lo decía el gran poeta, académico y erudito mexicano Ernesto de la Peña”.

El Mandatario hizo notar que México recibe esta Cumbre Mundial con orgullo, gratitud y esperanza.

Dijo que lo hace con orgullo porque este año la Cumbre eligió a América Latina como sede de sus trabajos, gratitud por la determinación y dedicación con la que contribuye a promover la salud y mejorar la calidad de vida de millones de personas que libran una batalla contra el cáncer.

“Con esperanza porque sabemos que estos trabajos, que forman parte de nuestras batalla colectiva contra este padecimiento nos conducirán tarde o temprano al triunfo de la ciencia sobre el cáncer”.

Fuente: Informador

Advertisements

¿Qué te parece?