A pesar de que Japón tiene una gran tradición de dibujos en la piel, debido a una prohibición del gobierno en el siglo XIX, todavía son asociados con los criminales. Todavía tienen una mala imagen, sobre todo porque se identifican con los miembros de la yakuza, o la mafia japonesa, que están tatuados.

_98690570_japonescontatuajesgettyimages-856126610.jpg

En Sri Lanka y Myanmar los tatuajes son generalmente aceptados, pero un turista se podría ver en graves problemas si lleva uno que represente a Buda.  En 2014 una turista británica fue arrestada y deportada por llevar un Buda sentado en una flor de loto tatuado en el brazo. En 2013 otro británico fue también detenido en el aeropuerto.

_98706335_hennagettyimages-534306302.jpg

En Myanmar, el año pasado, un turista español estuvo a punto de ser deportado por llevar un Buda tatuado en su pantorrilla derecha. Al final, las autoridades solo le pidieron que abandonara el país por su propia voluntad y por su seguridad, ya que algunas personas pueden considerar el tatuaje en una pierna como un insulto a la religión. En las culturas budistas la cabeza es la parte más sagrada del cuerpo y los pies los menos. Así que un Buda tatuado por debajo de la cintura podría ser algo escandaloso.

 

Advertisements

¿Qué te parece?