Ser infraccionado en la Ciudad de México por violar el Reglamento de Tránsito es tan fácil como encontrarse un Oxxo en la colonia Condesa.

Uno como automovilista ya no sabe en qué momento se encontrará una multa en la plataforma en línea de consulta, pero también es cierto que muchas personas intentan burlar la ley de las maneras más absurdas e hilarantes.

Aplicación de la ley, pero también la franqueza del policía, quien con unas líneas nos recordó lo surreal que es nuestro México Mágico.

Fuente: Excelsior

Advertisements

¿Qué te parece?