La Universidad Iberoamericana de Puebla realizó una misa en la que se incluyeron durante la homilía canciones del grupo musical británico Coldplay.

Denominado “Misa Coldplay”, el evento fue realizado a las 12:00 hrs. como parte del Día de la Comunidad Ibero y fue amenizado con canciones como “Viva La Vida”, “A Head Full of Dreams” o “Fix You”.

La misa fue dirigida por rector de la institución, Fernando Fernández Font, quien aseguró que el propósito principal era conectar con los jóvenes “que muchas veces dicen ‘a que vamos a misa si es aburridisima’”.

“Estamos queriendo construir puentes entre algo moderno… y la misma Eucaristía… queriendo adaptar a través del canto, a través de la música esta posibilidad de ser una comunidad viva, una comunidad activa que es capaz también de celebrar la fe”.

La invitación al evento fue compartida por las redes sociales de la institución, en donde generó polémica entre los usuarios, quienes cuestionaban cómo era posible un evento de este tipo.

La universidad explicó que el objetivo fue escuchar y reflexionar las canciones del grupo británico y ver cómo sus mensajes se entretejen con los distintos mensajes en que una misa invita a profundizar.

“Detenernos en casa símbolo de la liturgia y relacionarlo con estímulos actuales que ya en sí conectan con nuestra cotidianidad”, respondió a uno de los comentarios.

De acuerdo con medios locales, la misa fue realizada en La Lonja Xavier Cacho, S.J. de la institución de corte jesuita. Además algunos diarios locales como el Sol de Puebla, realizaron ransmisiones de la misa a través de redes sociales.

 

Arquidiócesis se deslinda

Por su parte, la Arquidiócesis de Puebla en México se deslindó de la “Misa Coldplay”.

“La Arquidiócesis de Puebla no organiza, ni promueve el evento de la IBERO Puebla”, señaló en su cuenta de Twitter.

En un comunicado adjunto, advirtió que cuando se pierde el sentido del sacramento de la Eucarístia se corre el riesgo de volverla “en el mejor de los casos, en una reunión de buena voluntad donde se comparten ideales o aspiraciones espirituales”.

Señaló que, de acuerdo con el Concilio Vaticano II, se debe evitar que bajo el pretexto de experimento “se realicen en las iglesias cosas que desdigan la santidad del lugar, la dignidad de la acción litúrgica y la piedad de los fieles”.

Por último señala que la naturaleza de la liturgia y de toda acción donde se exprese la fe “nos da ya de por sí una idea clara de lo que se busca y a lo que se aspira: la alabanza de Dios y la santificación de los hombres”.

Redacción El Universal

Advertisements