Ciudad de México.- El enfrentamiento entre el PRI y PAN en la Cámara de Diputados se agudizó este jueves, luego de que los priistas propusieron una comisión especial que investigue el posible enriquecimiento ilícito del dirigente panista, Ricardo Anaya.

Diputados del PAN respondieron que aceptaban la propuesta, pero que la investigación se amplíe a indagar las concesiones de taxi del presidente del PRI, Enrique Ochoa, y la forma en cómo la “familia presidencial” compró la llamada Casa Blanca.

Por medio de una propuesta presentada este día en la Gaceta Parlamentaria, el coordinador priista César Camacho planteó crear una Comisión Especial responsable de investigar las denuncias ciudadanas sobre el presunto enriquecimiento inexplicable del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya Cortés.

Plantea que la comisión sea presidida por el mismo PRI y que se aplique la mayoría de la bancada tricolor en las decisiones que se tomen en torno a dicha investigación, si no hay consenso.

“En el desarrollo de sus trabajos, la Comisión Especial podrá allegarse de toda la información que considere pertinente, así como reunirse cuando lo estime necesario con autoridades federales, estatales y municipales, así como con organizaciones civiles y ciudadanas, y desempeñar cualquier otra acción tendiente al cumplimiento de su función, de conformidad a la normatividad aplicable”, indica la propuesta tricolor para investigar a Anaya.

En conferencia de prensa, Camacho justificó que la investigación al presidente del PAN tiene sustento en las “quejas ciudadanas” que han surgido contra Anaya, sin abundar en cuáles.

“Se busca hacer eco a las expresiones de queretanos que han denunciado hechos inexplicables o explicados hasta ahora”, argumentó.

Camacho Quiroz se retiró sin responder por qué el PRI pretendía investigar a Anaya como un particular y sin considerar que se trata de un dirigente opositor.

En respuesta a la propuesta del PRI, diputados del PAN convocaron a otra conferencia de prensa, para anunciar que aceptaban la comisión que se investigue a Anaya.

Sin embargo, Marko Cortés, coordinador parlamentario, marcó las condiciones de su bancada.

Demandó que también sean investigada la forma en cómo Ochoa obtuvo al menos 18 concesiones de taxis en Nuevo León.

“Que se investiguen también cómo es que tienen cuentas en el extranjero, cómo es que es parte de una empresa de laboratorio farmacéutico”, demandó.

Señaló que también se deberá investigar cómo la “familia presidencial”, en alusión al presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, pudieron comprar una casa en Las Lomas por los acuerdos con la empresa Higa, que fue contratista en el Gobierno mexiquense.

Pidió que no sea el PRI el que presida tal comisión ni ninguno de sus partidos aliados, como tampoco nadie del Frente Ciudadano por México.

A fin de generar más independencia, pidió que sea Morena el partido que presida las investigaciones a Anaya, Ochoa y Peña.

“El que nada debe nada teme. Pueden investigar todo lo que quieran de nuestro partido. En la investigación van a salir muchos trapitos sucios del PRI”, afirmó Cortés.

El vicecoordinador Federico Döring retó a que el presidente de la Cámara, Jorge Carlos Ramírez Marín, le dé sustento jurídico a la investigación de Anaya como particular, es decir, sin ser servidor público o sin tener relación con el sector público.

“Nuestra propuesta sí tiene sustento, se pueden investigar las concesiones de Ochoa”, manifestó.

El vocero del PAN, Jorge López, retó también al coordinador priista a que acepte la propuesta del PAN.

“Vamos a ver si Camacho es tan macho, es un constitucionalista, sólo es medir con la misma vara”, manifestó.

Redacción Periódico Zócalo – 12/10/2017

Advertisements