El presidente Donald Trump fustigó el jueves a Puerto Rico, fuertemente golpeado por un huracán, insistiendo en varios tuits que el gobierno de Estados Unidos no puede estar dándole ayuda federal “para siempre” e indicó que el territorio estadounidense tiene la culpa de sus propios problemas financieros.

Varios demócratas en Washington protestaron por las declaraciones del mandatario, al igual que funcionarios de la isla, que ha estado tambaleándose desde que el huracán María la azotó hace tres semanas, dejando una estela de muerte y destrucción en una crisis humanitaria sin igual.

En respuesta, la alcaldesa de San Juan dijo también por Twitter que las palabras de Trump no eran las de un mandatario, sino que parecían más las de un “Hater in Chief”, en referencia a un jefe de estado que odia.

La alcaldesa Carmen Yulín Cruz —quien anteriormente ha criticado la respuesta del gobierno— agregó que “Trump es incapaz de cumplir con el imperativo moral de ayudar al pueblo de Puerto Rico. ¡Qué vergüenza!”.

Esto ocurría mientras la Cámara de Representantes se aprestaba a respaldar un pedido de Trump de liberar 36 mil 500 millones de dólares, incluso ayuda para mantener a flote el gobierno de Puerto Rico.

El presidente de la cámara baja, Paul Ryan, dijo que el gobierno debe asegurarse de que Puerto Rico pueda “empezar a valerse por sí mismo”. Agregó que Estados Unidos “tiene que hacer más para ayudar a Puerto Rico a reconstruir su economía”.

Se han atribuido a María 45 muertes en Puerto Rico. Cerca del 85% de los residentes de la isla todavía carecen de electricidad y el gobierno dice que espera restaurar el servicio completamente para marzo del año próximo.

Tanto Trump como el vicepresidente Mike Pence visitaron la isla la semana pasada para decir que Estados Unidos está comprometido con la reconstrucción, pero los tuits de Trump del jueves plantearon dudas sobre el grado de apoyo de Washington.

“¡No podemos tener a FEMA, los Militares y los Socorristas, que han sido asombrosos (bajo las circunstancias más difíciles) en P.R. para siempre!”, dijo Trump en Twitter. En otro tuit, fustigó a la isla por su crisis financiera y su “falta total de sentido de la responsabilidad”.

Trump también criticó la infraestructura de la isla, a la cual consideró un “desastre” aún antes de que fuera afectada por los huracanes más recientes.

Los tuits del presidente parecieron contradecir sus declaraciones previas sobre Puerto Rico. Por ejemplo, durante un acto la semana pasada en honor a la herencia hispana, el presidente dijo: “Estaremos allí todo el tiempo para ayudar a Puerto Rico a recuperarse, restaurarse y reconstruirse”.

Algunos demócratas dijeron que los ataques de Trump fueron “vergonzosos”, en momentos en que más de 3 millones de ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico enfrentan dificultades que atraerían indignación si afectaran a un estado en territorio continental. Un tercio de la isla carece de agua potable y apenas el 8% de sus carreteras son transitables, según estadísticas del gobierno.

Fuente: Diario Mx

Advertisements

¿Qué te parece?