No se recibe ropa, agua embotellada ni medicamentos porque dificultan el proceso de clasificación, armado de despensas y su entrega a la población damnificada.

Toluca, Estado de México a 11 de septiembre de 2017.- La Delegación Estado de México de Cruz Roja Mexicana reiteró su llamado a la población para donar víveres a favor de la población damnificada por el sismo de 8.2 grados en escala de Richter que se registró el jueves anterior, y precisó que el centro de acopio opera en la Delegación Local de Toluca, ubicada en avenida Jesús Carranza esquina calle Cirilo T. Cancelada, en la colonia Moderna de la Cruz, de la capital mexiquense, en horario de 08:00 a 20:00 horas, de lunes a domingo.

La ayuda que se reciba se distribuirá directamente en beneficio de las zonas más afectadas por el sismo en los estados de Oaxaca y Chiapas, en especial en la zona del Istmo de Tehuantepec, donde se registran los mayores daños.

También se pueden hacer donativos económicos en la cuenta Bancomer 0404040406 a nombre de CRUZ ROJA MEXICANA I.A.P.

Francisco Muñoz Zarza, Coordinador Estatal de Administración de Cruz Roja Mexicana en el Estado de México, precisó que la lista de víveres que se requieren incluye: azúcar, arroz, frijol, lenteja, en bolsas de un kilo; atún y sardina en latas, galletas Marías, galletas saladas y sopa en pasta, aceite en litro, así como botes café, mermelada, mayonesa y chiles en presentación de 250 mililitros.

También precisó que no se reciben donaciones de agua embotellada, medicamentos ni ropa, y explicó que la logística de Cruz Roja Mexicana en casos de urgencias, como la que hoy se vive en Oaxaca y Chiapas, precisa que el agua potable se debe transportar del punto más cercano al área afectada, pues hacerlo desde Toluca implicaría un gasto innecesario por el gran volumen y peso que ésta representa.

Sobre la donación de ropa usada, explicó que de acuerdo con la Norma Sanitaria ésta tendría que someterse a un estricto protocolo de limpieza, desinfección y clasificación para entregarse a los damnificados perfectamente empaquetada, lo cual Cruz Roja no puede llevar a cabo pues su personal está dedicado 100 por ciento al apoyo de la población afectada.


Respecto a la donación de medicamentos, precisó que la mayoría de quienes lo hacen entregan aquellos que normalmente tienen almacenados en sus casas, los que les quedan de tratamientos a los que se sometieron ellos o sus familiares, muchos de ellos ya están caducados, y en otros casos se reciben cajas con una o dos pastillas, lo que evidentemente es poco práctico en las tareas de asistencia médica a la población.

Señaló que las necesidades de agua potable, ropa y medicamentos para la población damnificada se cubren de forma coordinada con las autoridades civiles y militares que participan en el operativo de ayuda a la población afectada por los sismos, por lo que reiteró que lo mejor es ayudar con aquellos productos que se incluyen en la lista oficial, en las presentaciones que se pide, pues eso facilita el acopio, clasificación, armado de despensas y entrega de las mismas a quienes lo requieren.

Advertisements

¿Qué te parece?