El partido entre Atlas y Tigres tuvo que ser reprogramado para la fecha FIFA de marzo debido al incumplimiento de las reglas de protección civil y además, por la colocación indebida de una pantalla que no cumplía con los lineamientos para desarrollar un partido de forma segura.

Por tal razón, además de la suspensión del partido, Atlas ha visto como las autoridades de protección civil han clausurado el Estadio Jalisco hasta que se coloque de la manera permitida la novedosa pantalla al centro del inmueble, misma que no cumple con la reglamentación que indica que debe estar a por lo menos 19 metros de la superficie.

La pantalla deberá ser reinstalada pues a 12 metros de altura, inhibe a los porteros de realizar saques de meta altos, además de que puede llegar a entorpecer el juego.

Advertisements