El joven acusado de embestir con su auto a una multitud que protestaba contra una marcha de supremacistas blancos en Virginia estaba fascinado con el nazismo, idolatraba a Adolfo Hitler y era conocido por funcionarios escolares en su noveno grado por sus convicciones “profundamente arraigadas y radicales”, dijo un exprofesor de secundaria el domingo.

James Alex Fields Jr. también llegó a revelar que le había sido diagnosticada esquizofrenia siendo niño y le habían recetado un medicamento antipsicótico, señaló Derek Weimer en una entrevista.

En la secundaria, Fields fue un alumno “promedio”, pero con un marcado interés en la historia militar, Hitler y la Alemania nazi, indicó Weimer, quien fue profesor de estudios sociales de Fields en la escuela secundaria Randall K. Cooper en Union, Kentucky, durante los últimos dos años escolares de Fields.