Científicos norteamericanos han descubierto un sistema de alerta temprana para detecta la depresión a través de las fotos en las redes sociales, ya que se vuelven más azules, grises y oscuras y muestran menos caras.

Estos investigadores han demostrado que, al igual que la gente puede mostrar su tristeza a través del lenguaje corporal y el comportamiento -profundos suspiros, hombros caídos-, la depresión también se revela en las imágenes de las redes sociales.

La nueva investigación, publicada en la revista ‘EPJ Data Science’, demuestra que los ordenadores, aplicando el aprendizaje automático, pueden detectar con éxito personas deprimidas a partir de pistas en sus fotos de Instagram. La tasa de detección de las computadoras es un 70% más confiable que la tasa de éxito del 42% de médicos de medicina general que diagnostican la depresión en persona.

“Esto apunta hacia un nuevo método para la detección precoz de la depresión y otras enfermedades mentales emergentes”, dice Chris Danforth, un profesor de la Universidad de Vermont que co-dirigió el nuevo estudio con Andrew Reece de la Universidad de Harvard. “Este algoritmo a veces puede detectar depresión antes de que se haga un diagnóstico clínico”.

Los científicos pidieron a voluntarios, reclutados de Amazon Mechanical Turk, para compartir sus publicaciones en Instagram, así como su historia de salud mental. Recogieron 43,950 foto de 166 personas. El estudio fue diseñado de manera que aproximadamente la mitad de los participantes informaron haber estado clínicamente deprimidos en los últimos tres años.

Advertisements