En la Asamblea Nacional del PRI el presidente de México pidió cerrar filas ante los retos electorales de 2018, aunque aseguró que el tricolor tiene una evidente ventaja.

En 2018, “la obra tiene que continuar”, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto, por lo que convocó a la militancia del PRI a preservar la unidad y dar la batalla por el futuro de México.

Al clausurar la XXII Asamblea Nacional del tricolor, advirtió que el año próximo el país tendrá que decidir, por un lado, entre los proyectos de retroceso que apuestan al caudillismo y los que ya han demostrado su impericia en el ejercicio de gobierno, y por otro, el del tricolor, que busca consolidar la transformación del país.

Por ello, pidió a los priistas asumir su responsabilidad: “Tenemos que dar la batalla por el futuro de México, porque México es responsabilidad de todos y esa responsabilidad inicia por preservar la unidad al interior del PRI, unidad para servir, unidad para ganar, cerrar filas dentro de nuestro partido es cerrar filas a favor de México. Como soldados de la patria, los priistas debemos salvaguardar el proyecto de país, vamos a la batalla decisiva para México”, enfatizó.

20746075_10155619262254337_8314846755483153369_o.jpg

Ante más de 15 mil priistas, Peña Nieto sentenció: “Hemos establecido los cimientos de un país más justo, próspero y fuerte, la obra tiene que continuar, construir una mejor nación no ha sido fácil, pero esa es nuestra vocación como priistas, nuestra historia así lo acredita y lo demuestra, el PRI no se intimida ante los retos, el PRI es un partido audaz, valiente y resuelto”.

Resaltó los lineamientos establecidos en el programa de acción, la visión de futuro, los estatutos y la declaración de principios y la de ética y rendición de cuentas, en las que, apuntó, coincidieron en definir criterios para abatir la corrupción.

20818857_10155619262954337_1784245629017288956_o.jpg

“En todas las mesas se discutió uno de los mayores retos, la corrupción y su manifestación más indignante, la impunidad. Ante casos individuales de militantes que se alejaron de nuestros principios, hay quienes pretenden denostar a todo el partido, pero quienes han traicionado la confianza de la gente y de nuestro partido deberán enfrentar las consecuencias de sus actos. Hemos actuado con firmeza y sin contemplaciones frente a quienes han actuado en contra de la ley, la tarea es atacar la impunidad y construir día a día el Estado de derecho”, manifestó.

En su discurso de casi media hora, el presidente de la República resaltó los avances de la transformación del país en el actual sexenio, que fueron impulsados por el PRI a partir de la anterior Asamblea Nacional, lo que le ha permitido a los mexicanos ver un país nuevo, a pesar de que “los adversarios buscan confundir a la sociedad”.

Redacción El Financiero

Advertisements

¿Qué te parece?