Ciudad de México.- El socavón del Paso Exprés, en el que murieron dos personas, se abrió porque durante su construcción no se cambió la tubería de la alcantarilla, concluyó el grupo de peritos independientes.

Los peritos explicaron que hubo una serie de fallas y omisiones en el diseño, supervisión y ejecución de la obra.

Además se informó que un mes antes de que se abriera el socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca, las autoridades ya habían detectado que el agua se estaba llevando el material de relleno que soportaba la autopista, sin embargo, no se atendió de fondo la falla.

De acuerdo con el peritaje realizado por ingenieros civiles, el 10 de junio la empresa inyectó concreto en la parte baja de la barranca Santo Cristo para darle estabilidad al muro de contención, pues había una erosión importante en la zona.

Pese al concreto inyectado el 10 junio, la erosión continuó debido a las lluvias constantes, por lo que el 10 de julio se colocó por segunda ocasión concreto a la salida de la alcantarilla.

Humberto Marengo, uno de los peritos, explicó que la tubería sufrió varios daños: se fracturó en algún momento durante la construcción de la obra y se tapó con ramas y basura debido a las lluvias que se presentaron a finales de junio y principios de julio.

El agua que se fugaba de la tubería provocó que la tierra a su alrededor se erosionara, aunque se inyectó concreto para reforzar la barda que rodeaba la tubería, ésta perdió piso, se fracturó y el concreto cayó, explicó Marengo.

El perito señaló que si se hubiera embovedado la tubería no se hubiera roto y no habría ocurrido la tragedia.

“No se necesitaba que pasara ningún vehículo, ni una mosca” para que se abriera el socavón, dijo Maregon, pues la vía ya había perdido resistencia y eso provocó el colapso.

Los peritos de la UNAM, del Colegio de Ingenieros Civiles de México y de Morelos concluyeron también que los responsables de la obra no recolectaron la basura antes de las lluvias; la zona no cuenta con un sistema de drenaje apropiado para las aguas negras; no se modificó la alcantarilla y hubo una deficiente estructuración de los muros de contención.

Gobierno deslindará responsabilidades

La Secretaría de la Función Pública (SFP) será la encargada de señalar a los responsables de las fallas y omisiones que provocaron el socavón, señaló en conferencia Clemente Poon Hung, director de Carreteras de la SCT.

Dijo que con los resultados del peritaje de expertos independientes se definirán las sanciones tanto a empresas como a funcionarios responsables de las fallas.

Poon Hung explicó que los contratos de las constructoras y los seguros de responsabilidad civil están vigentes, por lo que la SCT cuenta con los mecanismos para que se ejecuten las acciones administrativas correspondientes.

“Tendrá que haber consecuencias”, dijo el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en entrevista con Denise Maerker para Radio Fórmula.

“Es un error imperdonable, inadmisible de la supervisión”, dijo el titular de la SCT.

Tras lo ocurrido en el Paso Exprés, la SCT reforzará la normatividad técnica para la construcción de infraestructura carretera, dijo Jesús Felipe Verdugo, director General de Servicios Técnicos.

Con esto la SCT buscará aplicar nuevas sanciones a las constructoras que no cumplan con la normatividad durante el proceso de ejecución de las obras.

Explicó que anteriormente las sanciones que imponía la SCT se enfocaban más hacia el cumplimiento de plazos de ejecución, ahora se vigilará más la seguridad y calidad.

Con información de Animal Político y Reforma