Los Carolina Panthers le pegaron 27-17 a Houston Texans en el Bank Of America Stadium durante el partido que dio el banderazo oficial a la pretemporada 2017 de la NFL.

Al fin llegó el esperado debut de los novatos sensación de ambos equipos, Deshaun Watson, quarterback de Houston y Christian McCaffrey, corredor de Carolina.

McCaffrey acaparó los reflectores desde la primera ofensiva de los Panthers y acumuló elogios con un sorprendente segundo acarreo de 12 yardas que dejó ver muy rápido su calidad fuera de lo común. El #22 terminó la noche con 33 yardas en siete carreras.

Por su parte, Watson fue de menos a más, y tras un inicio errático fallando pases sencillos, se lució en la segunda mitad e incluso consiguió su primer touchdown por tierra en la NFL. El ex mariscal de campo de Clemson culminó con 15 completos de 25 pases para 179 yardas y el TD terrestre.

El juego arrancó bien con una vistosa anotación de una de las estrellas de los Panthers. Pese a la ausencia de Cam Newton, quien no jugó por decisión del coach Ron Rivera, Carolina empezó con el pie derecho.

Kelvin Benjamin reapareció de la mejor forma que lo sabe hacer: con un touchdown. El receptor de cuarto año superó por arriba al esquinero veterano Johnathan Jospeh en una atrapada de 23 yardas para poner 7-0 arriba a los Panthers con 7:12 por jugarse en el primer cuarto.

Advertisements

¿Qué te parece?