Tras el abatimiento de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos” y presunto líder de un grupo criminal en la delegación Tláhuac de la Ciudad de México, el coordinador estatal de la Policía Federal en el Estado de México, Eduardo Góngora Espinoza, alertó sobre el incremento de extorsiones en la entidad, por parte de sujetos que se hacen pasar por integrantes de la banda que operaba en la capital del país; sin embargo, aclaró que se trata de hombres que tratan de aprovechar la incertidumbre que se vive por la muerte del principal operador de la capital del país.

Nos hemos coordinado con la policía del Estado de México, para que el problema que se dio en la Ciudad de México, en la delegación Tláhuac, no se nos venga al Estado México, lo estamos atendiendo de forma puntual y sí tenemos eventos de extorsión, pero son sujetos que han estado aprovechando esta incertidumbre que se está viviendo”, afirmó.

Góngora Espinoza aseguró que, tras los hechos ocurridos el pasado 20 de julio en la delegación Tláhuac, la Policía Federal, en coordinación con el gobierno estatal, trabajan con el apoyo de ocho Bases de Operaciones Mixtas (BOM), para evitar que ocurra el “efecto hormiga” y que los operadores de este grupo criminal se infiltren en el territorio mexiquense.

Hemos puesto mucha atención a los municipios que colindan con Tláhuac, para que no se nos venga la operación hormiga. Sabemos que hay problemas que nos pueden afectar por la cercanía con la Ciudad de México, pero tenemos ocho Bases de Operaciones Mixtas, donde participan las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, la policía federal, estatal y municipal”, aseveró.

El titular de la Policía Federal en la entidad dio a conocer que, actualmente, se tiene una fuerza de tres mil elementos de esta corporación resguardando la entidad mexiquense.