La mujer identificada como Brooke Lajiness, de 38 años abusó al menos 17 veces de dos menores de edad, a los cuales enamoró para luego tener relaciones sexuales con estos, en la parte trasera de su camioneta. Los hechos ocurrieron en Michigan, Estados Unidos.

La mujer sedujo a los menores, a través de una red social en donde enviaba fotos desnuda para luego ponerse cita en la madrugada con los jóvenes.

La culpa del insomnio

Lajiness y su esposo, que también estuvo presente en la audiencia del lunes, escribieron cartas tratando de culpar de lo sucedido a los adolescentes. Además, el marido, sostuvo en la carta que la culpa de lo sucedido la tenía su insomnio. El abogado de la pareja, David I. Goldstein, aclaró que se refería a los efectos secundarios que pudo causar la medicación para dicha enfermedad.

“Fueron las acciones de la acusada las que la trajeron acá”, replicó Vella.

El abogado basó su defensa afirmando que la mujer había actuado mal, pero lo atribuyó a su salud mental. Por ello, no la definió como una predadora sexual y propuso que con una terapia adecuada podría evitarse que volviera a repetir su comportamiento.

El juez dictaminó que la salud mental de Lajiness efectivamente jugó un papel, pero consideró que su actitud había sido inapropiada. La mujer, que se había declarado culpable en junio de varios cargos, fue inmediatamente trasladada a una prisión.

Con información de Opanoticias

Advertisements