Toluca, México.- La población indígena en la entidad mexiquense no está en peligro de extinción, al contrario, se ha incrementado, señaló Abraham Monroy Esquivel, vocal ejecutivo del Consejo Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Cedipiem), quien dio a conocer que según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la entidad mexiquense hay 2 millones 800 mil personas que se consideran indígenas y 421 mil que hablan su lengua materna.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, explicó que derivado de las cifras obtenidas del Inegi y el Consejo Estatal de la Población (Coespo), la población indígena se ha incrementado en el Estado de México, donde hay casi dos millones 800 mil habitantes que se consideran indígenas y de estos hay 421 mil que hablan su lengua materna.

De tal suerte que comparado con las cifras del 2010 al 2015, la población mazahua asentada en la zona norte del Edomex pasó de 111 mil habitantes a 117 mil que hablan su lengua materna; en tanto los otomíes asentados en la zona centro del estado pasaron de 86 mil a 92 mil; los náhuatl pasaron de 7 mil a 8 mil; matlazincas pasaron de 700 a casi mil y los tlahuicas asentados en Ocuilan pasaron de 845 subieron a mil 600.

De tal suerte, afirmó Monroy Esquivel, que de acuerdo con estas cifras, la población indígena ha crecido y, por lo mismo, es un hecho que no se puede hablar de que se encuentran en peligro de extinción, “esto ha sido gracias a las acciones implementadas, pues en esta administración federal y estatal se han aterrizados recursos por casi 3 mil millones, es decir, cuatro veces más de presupuestos que en administraciones pasadas”, agregó.

Las acciones, detalló el vocal ejecutivo del Cedipiem, se han dirigido a las necesidades básicas de las poblaciones indígenas, tales como obras de agua potable, drenaje y electrificación, “en este rubro se ha beneficiado a más de un millón de indígenas mexiquenses”, apuntó.

Finalmente, lamentó que todavía el tema indígena sea muy manoseado políticamente hablando, toda vez que la palabra indígena se presta para ser relacionado con la pobreza, olvido y marginación.

Redacción Rodrigo Miranda/ El Sol de Toluca /

Advertisements

¿Qué te parece?