Los profesionistas egresados de la Universidad Autónoma del Estado de México aportan a la sociedad, a partir de su preparación académica y técnica, pero también de la responsabilidad social, ética y humanista con que en la aulas se les formó, puntualizó la secretaria de Extensión y Vinculación, Jannet Valero Vilchis, durante la ceremonia conmemorativa al 45 aniversario del egreso de la Generación de Médicos Cirujanos 1972.

En la Facultad de Medicina y en compañía de los integrantes de la dicha generación, la servidora universitaria subrayó que quienes se dedican al ejercicio de la Medicina asumieron la responsabilidad de mejorar y prolongar los patrones de una vida digna.

Afirmó que el amor hacia la institución se arraiga y permanece a pesar de los años, la distancia y los proyectos; recordó que en 1955 nació esta Facultad con sólo 30 alumnos inscritos y hoy cuenta con una matrícula de más de dos mil 200 alumnos en sus cinco programas de estudios de licenciatura.

En su oportunidad, el director de la Facultad de Medicina, Salvador López Rodríguez, rememoró varios momentos, profesores y personal administrativo que laboraba en la década de los setenta y que fueron parte fundamental de esta generación.

Detalló también que a esta generación le tocó realizar el Examen Nacional de Residencias Médicas, para poder estudiar una especialidad, mientras que en esta década comenzó la masificación de la carrera en el país.

A finales de los setenta, recordó, la Facultad de Medicina tenía una matrícula de mil 600 alumnos y debido a esta saturación se instituyó el examen de admisión, siendo el primer organismo académico de la Autónoma mexiquense en realizarlo.

Destacó que los egresados de la Generación 1972 son un ejemplo a seguir para las futuros médicos de la Autónoma Mexiquense y concluyó que la “educación médica es una actividad estratégica para el desarrollo de la sociedad”.

Advertisements