En las cárceles de la Ciudad de México se vive un fenómeno que desde hace muchas décadas no se presentaba, cayó la población penitenciaria. Dos aspectos influyen de manera directa en este hecho; la primera es que cada vez están saliendo más reos, y el más importante, está llegando menos población a los reclusorios de la capital debido a la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal.

Los números de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario dan cuenta clara de ello. Cuando se puso en marcha este sistema en las 13 prisiones de la capital había una población de 39 mil 223 hombres y mujeres. Para el jueves 2 de agosto, las autoridades reportaron 28 mil 957, es decir, 10 mil 276 reos menos que representa una reducción de 26%.
De mantenerse la tendencia se contempla que al concluir este año se llegue a 27 mil 304 personas privadas de su libertad. Lo que estadísticamente llama la atención de las autoridades es el tema de los ingresos a las cárceles, pues de acuerdo con sus datos históricos en 2014 el promedio diario era de 55 personas y para este año son 10, una caída de 81.82%.
Dichos datos han sido utilizados en diversas ocasiones por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para explicar el crecimiento de la incidencia delictiva, refirieron que el nuevo sistema de justicia se ha convertido en “una puerta giratoria” que ha permitido que las personas detenidas por algún delito salgan con mayor facilidad a las calles.
Postura que comparte el encargado de las cárceles locales, Hazael Ruiz, quien considera que debe haber cambios al sistema y el endurecimiento de las penas para los reincidentes.
“En lo que estoy completamente de acuerdo es que tiene que haber ajustes a este nuevo sistema, que también se ha estado diciendo, lo ha comentado el jefe de Gobierno, en el tema de los delitos con portación de armas. Creo que habría que revisar por cuáles delitos las personas deben o no acceder a la prisión preventiva, los que están vinculados con delitos de arma de fuego”, explica el subsecretario del Sistema Penitenciario a EL UNIVERSAL.

Fuente: El Universal