Un día después de que se declaró culpable del delito de enriquecimiento ilícito, Xóchitl Tress Rodríguez, una de las excolaboradoras de Javier Duarte, quedará en libertad debido a que un juez autorizó canjear la pena de tres años en prisión que le había impuesto a cambio de pagar aproximadamente 40,000 pesos de multa, según Animal Político.

Xóchitl Tress fue copartícipe de la red de corrupción que a través de empresas fantasma desvió recursos de los erarios federal y estatal de Veracruz bajo el liderazgo del exgobernador, Javier Duarte de Ochoa, quien ahora se encuentra detenido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, en espera de que se complete la investigación complementaria que se presentará en el juicio.

Según Animal Político, el medio de comunicación que develó la red de empresas fantasma tejida por Duarte y varios colaboradores, “Tress Rodríguez aceptó entregar definitivamente sus bienes, los cuales suman cerca de cinco millones de pesos, como reparación del daño y colaborar con las autoridades de Veracruz y las federales en el caso que se sigue por desvío de recursos y lavado de dinero en contra del exgobernador Javier Duarte”.

El equipo de abogados de Tress solicitó que el proceso judicial se llevara mediante un procedimiento abreviado, el cual en el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal implica que el acusado acepte declararse culpable de los delitos que se le imputan a cambio de que la pena impuesta por el juez no sea tan alta. La excolaboradora de Duarte se declaró culpable de enriquecimiento ilícito y aceptó ayudar a las autoridades en las investigaciones contra el exgobernador de Veracruz y otros exfuncionarios.

“El juez validó la declaración y le impuso la pena de tres años de prisión, tras considerar que Tress Rodríguez aceptó su culpabilidad y se dijo dispuesta a ayudar en las investigaciones (…) Al ser una pena menor de cinco años, los abogados de Xóchitl Tress pueden solicitar que se cambie por una condena alternativa, como: una fianza, que la exfuncionaria acuda a firmar cada semana al reclusorio, entre otras medidas, dijo Animal Político.

Fuente: Economista